jueves, 13 de noviembre de 2014

Gestión de procesos o Gestión por procesos.

A pesar, que desde los inicios de la revolución industrial, se habla de procesos, no es sino a finales del siglo veinte, que se entiende la  gestión o gerencia por procesos  como disciplina, por ello, hay que aclarar la diferencia entre gestión de procesos y gestión por procesos.
Gestión de procesos es caracterizar un proceso dentro del mapa de procesos organizacionales, es identificar su contexto y sus contribución a la organización, es identificar las interrelaciones con otros procesos y cual es la taxonomía de subprocesos y procedimientos, es ir al detalle de las actividades con sus responsables.
Una organización que aplique gestión de procesos esta muy bien pero si bien,  contar con una gestión de procesos es primordial, con la gestión de procesos por si sola no tendremos los resultados esperados.
El resultado cuando aplicamos gestión de procesos, es contar con una documentación  de procesos y procedimientos incluso incluyendo listas de auditorías pero con una perspectiva todavía de silo, es decir funcional y no necesariamente alineada al modelo de negocio o modelo institucional u organizacional. 

Entonces,... Frustración.. no necesariamente, sino hay que completar...
La gestión por procesos es la integración de los procesos al modelo, por ejemplo a través de un sistema de gestión gerencial, es la sostenibilidad por integrar la gestión de procesos a un sistema de gestión de calidad, es potenciar los procesos por una gestión de conocimiento y aprendizaje continuo, es lograr desarrollar competencias por el uso adecuado de tecnología y sistemas de información, por ejemplo los llamados sistemas ERP. Es disciplina en el enfoque por procesos.
El resultado cuando contamos con gestión por procesos como disciplina es ser parte de la arquitectura organizacional empresarial, es allí cuando no solo se percibe sino es parte del éxito de la empresa en la consecución de los objetivos estratégicos. 
En resumen, la arquitectura organizacional la podemos visualizar como un sistema integrado de gestión en el cual se integra la gestión de procesos, gestión tecnológica, gestión de calidad, gestión de conocimiento y gestión gerencial, a su vez  es la base para la adopción de otros sistemas de gestión específicos, como el de salud laboral, medio ambiente o responsabilidad social o gobernanza. Todo un mundo de GESTIÓN, en el cual como muestra el gráfico la gestión de procesos esta circunscrita a la gestión por procesos, que a su vez es parte de la arquitectura organizacional.
Seguimos hacia un gestión de excelencia! La gestión por procesos como disciplina contribuye a la formación de la cultura de calidad, lo que es la real palanca para el éxito, porque al fin al cabo son las personas las que hacen la organización.
Esta es mi reflexión, espero que le sea útil  a quien lo lea.

Cultura de la Calidad en Arquitectura Organizacional

Una  cultura de la calidad refuerza la arquitectura organizacional con una coraza basada en la filosofía de gestión que busca desarrollar capacidades para lograr cumplir con la propuesta de valor, que busca como atributos de valor la flexibilidad, agilidad y conectividad que proteja a la organización ante las dificultades e incertidumbre, para mantener y mejorar la satisfacción de nuestros clientes, trabajadores, accionistas y comunidad.
Una cultura de la calidad basada en valores: servicio, colaboración, disciplina e innovación 
Una cultura de la calidad empieza por creer que esta es la repuesta, por reconocer cuáles son los valores, principios que se buscan compartir y mantener hábitos personales y organizacionales que soporten la continuidad. Se requiere de un personal altamente eficaz y comprometido con la organización.


Hacer las cosas siempre bien y a la primera

Eso es la máxima de la calidad que debe ser enfocada a los principios de la calidad seleccionado por la organización, por ejemplo si adoptamos la norma ISO 9000, los principios serán. enfoque al cliente, liderazgo, participación del personal, enfoque basado en procesos, sistema de gestión gerencial para la toma de decisiones, mejora continua.
Una cultura de la calidad requiere gente con hábitos de personas efectivas, en ese sentido, el autor Stephen Covey nos propone siete (7) hábitos: Ser proactivo, comience con un fin en mente, poner primero lo primero, piense ganar/ganar. busque primero entender, luego ser entendido, sinergice.
Muchos son los autores, muchas las reflexiones, muchas las opiniones, por ello la mejor decisión es enfocarse con entusiasmo para un ejecución de excelencia, seleccionado ideas y convirtiéndolas en conocimiento, conocimiento que compartido crea conductas y a lo largo, una cultura, en nuestro caso de UNA CULTURA DE LA CALIDAD.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Hábitos para una gerencia de excelencia con personas efectivas


Enfocada en el diseño y escritura de un libro, con entusiasmo escribo este post como inicio de la ejecución de este proyecto.

La imagen muestra un esquema del contenido de lo que quiero escribir



 
 
Cualquier comentario, bienvenido